Una mujer se encontraba violando la cuarentena y sin barbijo, en Villa Ballester, y atacó con gas pimienta a tres policías cuando trataban interceptarla.

La mujer que había salido de su casa era seguida por los tres efectivos, los cuales trataban de darle a entender que no puede estar en la calle, sino en su hogar, cumpliendo el aislamiento obligatorio decretado.

Mientras esto sucedía, la mujer intentaba ampararse en la Constitución:

— Venga para acá, no la voy a tocar —le pidió el policía—, pero usted está quebrantando la ley.

— Vos la estás quebrantando —respondió ella—. Estás violando el artículo 14, 18 y 19 de la Constitución Nacional.

— ¿Qué Constitución? Estamos en una pandemia.

— No importa, un decreto no está por encima de la Constitución.

— Usted va a ir a la comisaría.

— A vos te voy a mandar a la comisaría.

— ¿Dónde vive usted?

— No tengo por qué decírtelo.

— Se está negando a identificarse, ¿se está resistiendo? Va a tener una resistencia también.

Pero luego de esto, uno de los policías intentó interceptarla por adelante, y ahí fue cuando la mujer lo atacó con un gas pimienta que llevaba consigo y trató de escapar.

De inmediato, los otros oficiales persiguieron a la mujer. Según fuentes policialesla mujer le mordió la mano derecha a uno de esos agentes y al otro lo rasguñó en el brazo izquierdo. La tensa situación culminó cuando dos efectivos femeninos la redujeron.