Los trabajadores del Grupo Midas, empresa que nuclea a los casinos de Ciudadela, Merlo, Caseros y Hurlingham, protestaron ayer en reclamo de los haberes adeudados en las puertas del Bingo Ciudadela.  

La marcha comenzó ayer, cerca de las 13 horas, en Avenida Rivadavia y General Paz. Según manifestaron desde el Sindicato de Trabajadores De Juegos de Azar, Entretenimiento, Esparcimiento, Recreación y Afines De La República Argentina (ALEARA), el motivo de la movilización es por una deuda de $9.000 correspondiente al mes de abril y en reclamo del pago de sueldos de mayo.

Debido a las restricciones adoptadas por el Gobierno Nacional en el marco de la segunda ola de la pandemia del coronavirus, las salas del Grupo Midas abrieron sus puertas por última vez el viernes 9 de abril.

“Los y las trabajadores de Bingo Ciudadela, Merlo, Hurlingham y Caseros queremos cobrar ya. Somos muchas familias que dependemos del sueldo, más en pandemia”, expresaron desde el sindicato a través de una serie de publicaciones en redes sociales.