El Consejo Escolar de Morón desestimó la expulsión del consejero del PRO Gonzalo Del Huerto, quien fuera suspendido semanas atrás por los votos del Frente de Todos. Se lo acusaba de promover la búsqueda de material incriminatorio en la secundaria Técnica Chacabuco, donde el mes pasado los padres protestaron por la ausencia de profesores y el consumo de drogas, logrando que desplazaran a la directora.

El miércoles pasado, Del Huerto se presentó a la sesión convocada para tratar su caso para realizar su descargo. Terminada su exposición, la bancada oficialista se retiró y la cuestión de privilegio quedó descartada, según lo que resolvió el propio organismo. No fue sino hasta entonces que el consejero, que había quedado pegado a unos audios de whatsapp a las protestas en el Chacabuco, que hizo pública su posición, con respaldo de los consejeros y concejales de Juntos Morón.

«Durante el último mes, hubo un intento del oficialismo de acallarme y ensuciarme, por buscar brindar herramientas e investigar con prudencia situaciones que preocupan a nuestros pibes y ponen en juego su integridad y sus derechos: la droga y la violencia avanzando en las escuelas», publicó Del Huerto en sus redes sociales.

Y agregó: «Lo que en verdad sucedió, fue un intento por correr la discusión frente a una realidad que al Frente de Todos se le escapa de las manos y vuelve incontrolable: la droga está más cerca de los pibes, desde el Municipio la auspician con folletos. Y recientemente lo único que se les ocurrió para tapar el sol con la mano fue un intento de sancionar de manera arbitraria, abusiva y totalmente contraria al derecho, a un miembro de la oposición que intentaba investigar y dar respuesta a las preocupaciones de nuestros vecinos».