El proyecto de ordenanza que había sido enviado por el intendente Damián Selci fue aprobado en la última sesión del Concejo Deliberante. Con la aprobación del órgano deliberativo, ahora el departamento ejecutivo tiene sesenta días para reglamentar la norma y ponerla en práctica.

“Prohíbase en todo el ámbito del Municipio de Hurlingham la conducción de cualquier tipo y especie de vehículo o medio de transporte, con una graduación de alcohol superior a cero (0) gramos por mil (1000) centímetros cúbicos (cm3) de sangre; o bajo la influencia de sustancias estupefacientes, psicotrópicas o análogas”, establece la nueva normativa.

De esta manera, Hurlingham se suma a los municipios que impulsan esta iniciativa, como es el caso de Morón.