Autos adaptados para la accesibilidad e inclusión de las personas con discapacidad y/o con movilidad reducida serán fabricados por primera vez en la Argentina, lo que permitirá que 5,5 millones de personas y sus grupos de interés puedan acceder a este modelo de transporte sin tener que acondicionarlo en forma particular. La creación se dará en la Planta del Grupo Stellantis ubicada en El Palomar.

La presentación del prototipo se realizó en el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad (PCD) que se conmemora cada 3 de diciembre, a cargo del presidente Alberto Fernández.

Según explicaron desde el Ministerio de Transporte, se aplicará en los modelos de camionetas utilitarias de tipo familiar Berlingo, fabricado por Citroën, y Partner, fabricado por Peugeot.

Los vehículos, pertenecientes al Grupo Stellantis, son fabricados en la planta de El Palomar y el equipamiento para la adaptación tiene un alto porcentaje de componentes de Argentina. La capacidad de producción anual para la fabricación de ambos modelos es de 400 vehículos, pero con posibilidad de duplicar la cantidad, según lo informado. Para el acceso a estos vehículos, se contará con financiamiento de entre $ 4.500.000 y $ 6.500.000 y con la excepción del 21% de IVA“El prototipo de auto adaptado fue impulsado y articulado desde el Ministerio de Transporte en coordinación con diferentes automotrices para avanzar en las normas IRAM-AITA (estipuladas entre el Instituto Argentino de Normalización y la Asociación de Ingenieros y Técnicos del Automotor de acuerdo con estándares nacionales e internacionales y de esta forma lograr, por primera vez, que un vehículo sea adaptado de fábrica en Argentina”, resaltaron desde la cartera de Transporte.

Al mismo tiempo, la Licencia de Configuración de Modelo, en la que interviene el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y la Secretaría de Industria, permite que los vehículos adaptados se puedan exportar. En cuanto al equipamiento, ambos modelos tendrán una rampa de aluminio rebatible que soporta hasta 350 kilos de carga para permitir el ascenso en tiempo óptimo de una persona en su propia silla de ruedas, en tanto que los asientos del furgón son rebatibles y se fijan mediante una banda de contención para permitir el despliegue de la rampa. Además, la silla de ruedas se pude fijar con retractores especiales homologados con cinturón de seguridad inerciales de tres puntos para asegurarla y el furgón cuenta con apoyacabezas y respaldo adicional si se requiere. El vehículo también podrá transportar, en las plazas traseras, un pasajero en el asiento original y otro pasajero en la silla de ruedas y tiene la opción de configurarlo a su disposición original cuando no se traslade ningún pasajero en silla de ruedas, lo que da lugar a tres asientos convencionales, según se especificó.

El modelo adaptado fabricado por Peugeot-Citroën cuenta con una rampa de aluminio rebatible que soporta hasta 350 kg de carga para permitir el ascenso en tiempo óptimo de una persona en su propia silla de ruedas sin requerir una silla especial. Además, los asientos del furgón son rebatibles y se fijan mediante una banda de contención para permitir el despliegue de la rampa. Tanto el Berlingo como el Partner, son camionetas “Utilitario Familiar” que cumplen con los requerimientos para personas con discapacidad y con Movilidad Reducida, quienes podrán adquirirlo adaptado desde su origen, sin tener que hacerlo de forma particular. También introducen el concepto de inclusión social en el transporte, al incorporar asientos para la familia, eliminando las barreras sociales. La Comisión Nacional de Regulación del Transporte en Argentina (CNRT) se encargará de homologar, certificar y aprobar la producción en serie de los diseños y modelos de autos adaptados; mientras que la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) certificó los requisitos técnicos de seguridad activa y pasiva que deben cumplir los vehículos adaptados para el transporte de una persona en silla de ruedas.