Trenes Argentinos inauguró en la Estación Castelar de la Línea Sarmiento el primer espacio de lactancia para las trabajadoras ferroviarias en la traza del servicio en la provincia de Buenos Aires, al cual podrán ingresar con una tarjeta de ingreso que les otorgará personal de recursos humanos.

La responsable de Género de la Línea, Jorgelina Cardoso, explicó: “Su construcción fue parte del compromiso que lleva adelante la Unidad de Políticas de Género y Diversidad de la empresa en un programa integral donde realizamos distintas acciones que tienen que ver con el acompañamiento, y el espacio tiene las condiciones para que las trabajadoras puedan usarlo a libre demanda”.

Por otra parte, Cardoso explicó que esto «no se contrapone” con lo que plantea la ley de trabajo frente a las empleadas que pueden tomarse media hora al ingresar o al irse para extraer leche durante el primer año del bebé, sino que en este caso “la trabajadora puede utilizarlo en el momento que crea que lo necesita, sin necesidad de establecer cuándo y en qué horario; esto también evita problemas de salud como puede ser la mastitis”.

En estos lugares, las empleadas cuentan con una heladera para la refrigeración, elementos para la rotulación de la leche, sillones, elementos de seguridad y limpieza. Se trata de una acción que se realiza en conjunto con los ministerios de Salud y Transporte, en donde además de tenerse en cuenta una perspectiva de género se analiza una sobre la discapacidad, como por ejemplo con la añadidura de espacios para sillas de ruedas.

Por último, Cardoso adelantó que se creará el primero de estos espacios para usuarias del servicio, en la estación de Once: “Vamos a marcar un precedente y ojalá que lo repliquen todas las empresas del Estado para garantizar todas las condiciones. Es apasionante garantizar derechos que durante muchos años no estuvieron; si mañana no estamos más, estas obras nos trascienden y llegan a todos los trabajadores”.